Historia del cantón Palestina

En días lejanos, la primitiva aldea de Palestina, estuvo habitada por indígenas diseminados y pertenecientes a la tribus de los CHUNANAS, tributarios de los Hualcavilcas.

Sus montañas cubiertas por una exuberante vegetación, bañadas por el caudaloso río Daule, le dieron la calidad de bella y progresista.

Durante la época de la colonización las tierras pertenecían al Licenciado Vienza, un español de grandes méritos e inigualable generosidad, quien a cambio del milagro recibido por el Cristo Negro de Daule, dejó en libertad a sus esclavos obsequiándoles tierras y ganado.

En la etapa colonial, a este villorrio se lo conocía como “embarcadero”, denominación con la que se lo identificó durante los siglos de la conquista española.

Cuando el ilustre José Vicente Piedrahita, adquirió en compra la hacienda, esta conservó el mismo nombre y pertenecía a la Parroquia Santa Lucía del cantón Daule.

El nombre de Palestina, le viene cuando su propietario don José Vicente Piedrahita, viajó al lejano Oriente y a su regreso denominó a sus propiedades con varios nombres de las ciudades visitadas, entre ellas, Yumes, Tebas, Jordán, Palestina, entre otras.

A la muerte del Dr. Vicente Piedrahita, la hacienda pasó a ser propiedad del Dr. García Drouet, enajenándola éste a favor del Albino Triviño, quien en 1916 la permutó a su hermano Adalberto Triviño, con unos terrenos que él poseía en otra localidad. ​

PERSONAJES PARA RECORDAR

Hermosa tierra, se recuerda a doña Felipa Castro, Pedro Cerezo, David Alarcón, Pedro Bordes, estos últimos de origen francés, quienes eran propietarios de una tienda cada uno.

Al pasar la propiedad al Dr. Vicente Piedrahita, llegaron al villorrio otros ciudadanos, los cuales conformaron un pequeño recinto que apenas tenía una calle. Narra la historia que el Dr. Vicente Piedrahita, siempre ambicionó llegar a ser presidente de los ecuatorianos y por ende tenía en su mente elevar a la categoría de parroquia a este bello rincón de la patria, pero su ambición quedó truncada con su asesinato.

El ideal de erección parroquial pretendido por el Dr. Vicente Piedrahita, con el correr del tiempo fue tomando fuerza, hasta que aparecieron otros ciudadanos con este mismo ideal. César Morales Pesantes, hombre proveniente de la serranía, precisamente de la tierra del “héroe niño”, Abdón Calderón, Cuenca, pone de manifiesto a un grupo de ciudadanos la necesidad que este pueblo sentía, de acuerdo a su acelerado progreso, de ser reconocido con otra categoría.

Junto a él estuvieron hombres de mucha importancia como Pedro Castro Navas, Ramón Castro, Homero Mackenzie, César Negrete, Amable Cabrera, Honorio Mora, Basilio Zambrano, Miguel Jurado, Alberto Goya y otros ilustres ciudadanos.

Este puñado de visionarios, dejando de lado sus actividades diarias, solicitan al Concejo de Daule, presidido en aquel entonces por don Olmedo Almeida Tobar que Palestina sea elevada a Parroquia. La petición fue analizada en las sesiones del 14 y 21 de noviembre del año 1956, y finalmente aceptada por unanimidad. Posteriormente se obtiene el acuerdo Legislativo No 383, expedido el 23 de marzo de 1957, mediante el cual Palestina consigue cristalizar su anhelo.

El 16 de junio de 1957, siendo presidente de la República, el Dr. Camilo Ponce Enriquez, y presidente del Concejo Dauleño Manuel Mesías Defaz Buenaño, se inaugura la nueva parroquia Palestina, perteneciente al cantón Daule, que por petición de sus habitantes se seguirá llamando así. Por acuerdo Ejecutivo No 600, del mismo año, el gobernador de la Provincia nombra a Francisco Febres-Cordero, teniente político, de la floreciente parroquia Palestina.

Palestina fue parroquia rural de Daule, hasta el 3 de febrero de 1987, día en que al cantonizarse Santa Lucía, pasó a formar parte de este nuevo cantón, pero los habitantes de Palestina, jamás perdieron la fe en el progreso político de su región y es por eso que inician la lucha por conseguir la cantonización. La tarea era difícil más no imposible.

ALGUNOS ANTECEDENTES

El 14 de septiembre de 1984, en casa de don Pedro Álvarez se reunieron los jóvenes palestineños como Humberto Gallardo Castro, Andrés Castro, Gastón Alcívar, Carlos Julio Salavarría, Marcy Véliz Prado, Liduvina Burgos, Víctor Escobar, entre otros, quienes con la finalidad de formar un comité prodefensa de los derechos de Palestina se habían agrupado.

La decisión fue tomada seriamente, debido a que el comité procantonización de la entonces parroquia Santa Lucía, de manera arbitraria presentó documentos, en los que inclusive se les cedía 151 kilómetros cuadrados de extensión.

En esta primera reunión estuvieron presentes, las fuerzas vivas, instituciones, medios de comunicación y personalidades de la valía de don Arturo Goya, Simón Jiménez, Víctor Hugo Fuentes, Ciro Véliz, Milton Goya, Norma Castro, Miriam Cedeño, Anita Placencio, Amada Mora, Gloria y Arturo Castro, Nelson Goya, Carmen y Jacinta Mieles, Nelly Olvera Araujo, Pedro Perero, Luis Mora y Gonzalo Vera, quienes expresaron su total rechazo a la actitud asumida por Santa Lucía. El manifiesto se hizo conocer públicamente, a través de los medios de comunicación del país, mediante una comisión integrada por Gonzalo Vera, Ciro Véliz y Simón Jiménez.

En las asambleas posteriores celebradas en el salón parroquial, se insistía que Palestina no debía pertenecer a Santa Lucía y que en todo caso continuara siendo parroquia de Daule. En tales circunstancias, Jiménez manifestó “Si Santa Lucía se hace cantón de acuerdo a su ubicación geográfica, por lógica y por ley, Palestina tendrá que pertenecer a dicho cantón”.

Por su parte Luis Mora Tomalá fue de la idea que Palestina pertenezca a Balzar.
Las deliberaciones continuaron por varios días y después de analizarse cada una de las ponencias, Jiménez propuso a partir de ese instante se trabaje mejor por la cantonización de Palestina. Moción que sin reparo y vacilación alguna, fue respaldada por el profesor Víctor Hugo Fuente y secundada por todos los asistentes ha dicho acto.

EL CAMINO DE LA LUCHA

El 14 de octubre de 1984, se organiza el comité pro cantonización de Palestina, quedando integrado de la siguiente manera: Alfredo Goya Villacís, presidente; Lcdo. Eladio Macías Herrera, vicepresidente; Rosa Alvarado Alcívar, secretaria; Nelson Goya Castro, tesorero; Lcdo. Octavio Reyes, coordinador y asesor.

Una vez conformado el comité, los de Santa Lucía visitaron Palestina para tratar de impresionar a los palestineños, manifestándoles que la ansiada cantonización de dicha parroquia era una utopía y que más conveniente era apoyar la gestión iniciada por ellos. Para lograr este objetivo, Santaluceños ofrecieron al comité de Palestina, la mayoría en el Concejo, así como la construcción de un parque, un muelle y hasta el malecón.

El grupo hizo conocer a los Santaluceños, que ellos no estaban de acuerdo en apoyar a dicha parroquia, ya que tenían la experiencia de ser víctimas del quemeimportismo de municipio de Daule. Aclararon que Palestina quería su cantonización por cuanto estaba creciendo cultural y cívicamente, y ellos no estaban en condiciones de dejarse impresionar de nadie.

“En 160 años de vida parroquial Santa Lucía no ha tenido capacidad de superarse y menos en condiciones de solucionar los problemas de otros pueblos, en cambio Palestina se encontraba en una envidiable posición geográfica, 20 kilómetros de Daule, Vinces y Balzar, y apenas en 27 años, ha logrado un gran desarrollo social, económico, cultural y agroindustrial. Es decir tiene todas las condiciones para aspirar su cantonización, expresaban los promotores.

Posteriormente Palestina es visitado por los representantes de las Fuerzas vivas del cantón Vinces, quienes vinieron a solicitar apoyo para realizar un paro de actividades, en protesta por la desatención de varios dirigentes vinceños. Los huelguistas se tomaron de la Comisión de tránsito de Palestina y provocaron destrozos en la iglesia de la parroquia, registro civil y otras dependencias públicas.

​​SE CRISTALIZA EL SUEÑO

El 3 de Junio de 1986, Luis Robles Plaza, Ministro de Gobierno de aquel entonces, recibe la solicitud de cantonización de Palestina, con las respectivas firmas de Eladio Macías, Alfredo Goya, Juan y Rosa Alvarado.

El doctor Fausto Moreno, diputado por el Movimiento Popular Democrático, por la provincia de Loja, fue quien presentó al seno del Congreso Nacional, el proyecto de cantonización.
Dos años después, el 6 de junio de 1988, el doctor Jorge Zavala Baquerizo, envió al presidente de la República, Ing. León Febres Cordero, la Ley de cantonización de Palestina, aprobada por el pleno de las comisiones legislativas permanentes.

El 20 de julio a las 11h00, el presidente León Febres Cordero, firma el ejecútese de la cantonización.

Finalmente el 25 de julio se publica en el Registro Oficial No 100, el nacimiento del cantón Palestina.

Nació en Daule el 5 de Abril de 1834. Fue profesor, estadista, poeta, diplomático, orador, escritor y periodista; como diplomático estuvo en Chile y Perú.

Fueron sus padres el coronel granadino José María Piedrahita y doña Juana Carbo Noboa, hermana del Patricio guayaquileño don Pedro Carbo Noboa.

Estudió en Guayaquil sus primeras letras, y en Quito sus estudios secundarios y superiores; obtuvo el título de doctor en jurisprudencia en la Universidad Central. Desde muy joven se hizo conocer como uno de los hombres más talentosos de su tiempo, fue poeta, orador, estadista, jurisconsulto y diplomático, Ocupó algunos cargos públicos.

A los veintiún años publicó su obra “Estudio Relativo al Estado Social y Político del Ecuador y los medios de Mejorarlos”.

En el año de 1862 el Dr. Gabriel García Moreno lo nombra Gobernador de la Provincia del Guayas. En julio de 1864, es enviado a Chile como Ministro Plenipotenciario y en octubre del mismo año pasa al Perú con idénticas funciones.

Cabe indicar que el Dr. Vicente Piedrahita fundó en Guayaquil los periódicos “La Paz” y “El Constitucional”, que sostenían las candidaturas presidenciales de Diego Noboa y Manuel Ascázubí.

Fue candidato a la presidencia de la república en 1875; luego de esto el Dr. Vicente Piedrahita resuelve retirarse a la vida privada en su hacienda Palestina, a la orilla izquierda del río Daule (donde queda el Cantón Palestina). Nuevamente fue candidatizado a la presidencia, en el año de 1878, poco antes de su muerte.

Muere misteriosamente asesinado la noche del 4 de septiembre de 1878. Se acusa de su muerte al general Ignacio de Veintimilla, dictador en aquella época.